Eres el lector número:

Facebook

jueves, 18 de febrero de 2016

El Ladrón que no quería robar.

 

Primera Edición: Enero 1999Autor: Lawrence BlockTraducción: Daniel AguirreISBN: 84-01-46303-3Editorial: Plaza JanesEl Ladrón que no quería robar.








Sinopsis: Desaparece una valiosa colección de cromos de béisbol. La policía acude a Bernie Rhodenbarr, ya que existen irrefutables pruebas de su culpabilidad, sin embargo Bernie cuenta con una excelente coartada salvo por el pequeño detalle de que no puede revelarla a la policía: en el momento de que cometerse el delito él se hallaba robando en otra casa, y para colmo, allí había un cadáver…

 

EL MAESTRO DE LA GANZÚA VUELVE A LAS ANDADAS…


Para quienes no estén familiarizados con los libros de Block, Bernie es un perfecto desconocido, sin embargo es el protagonista de la mayoría de sus novelas policiacas, en esta ocasión nos encontramos con un Bern que ha decidió alejarse del robo, tenemos pues a un “Ladrón rehabilitado”


Reseña libre de spoilers.


Bern se dedica a la venta de libros usados, cuando no está ocupado forzando cerraduras
Tiene una amistad con Carolyn, quien está en el negocio de mascotas, juntos han ultrajado casas anteriormente, sin embargo luego de tantos incidentes los dos se mantienen a raya de todo esto. Pero un día llega  a la tienda de Bern el dueño del local que el alquila, quién le dice que le va a subir la renta de una manera exagerada, tanto que a Bern no le va alcanzar para pagar. 

Y así es como empieza el libro.

Nuestro ladrón resuelva volver al robo para solventar los gastos del alquiler, pues se niega a dejar su librería, aunque tenga no sea rentable.

Carolyn por supuesto intenta persuadirlo de que no lo haga, se podría decir que ella sólo fue se acompañante en los anteriores robos, es una ladrona pasiva que se limita a dar apoyo cuando es necesario. A pesar de que es una chica muy peculiar y alocada es a su vez la voz de la razón, que mantiene calmado a Bern.


Pero... ¿Podrá Carolyn controlar la situación está vez?

A raíz de esto, Bernie se ve envuelto nuevamente en asuntos policiacos, y una vez más tendrá que utilizar su ingenio para salir bien librado y que no se le culpe de ninguno de los delitos en los que aparentemente está involucrado.
La novela me ha entretenido mucho, como lo he dicho en otras ocasiones Lawrence Block tiene una habilidad para combinar la intriga con el humor, sus libros no sólo son interesantes y atrapantes, también son muy graciosos.
No es necesario leer en ningún orden especifico la saga de Bernie, porque igual se entienden perfectamente, y da los datos del personaje y de Carolyn siempre, a como lo hice yo en un principio, para quienes no están familiarizados.

El final es un poco esperado, pero nuevamente Block le da un giro sorpresivo que lo hace muy interesante y no molesta el hecho de deducir que es lo que pasará, por qué termina sacándose un as de bajo la manga en el último instante.





REGALANOS TU LIKE

COLABORA