Eres el lector número:

lunes, 14 de septiembre de 2015

El Testamento de San Juan

Reseña



El Testamento de San Juan.
J.J Benítez 1988
Editorial Planeta, S.A. 2004


Sinopsis


Ciudad de Éfeso. Año sexto del gobierno del emperador Nerva Trajano. Juan de Zebedeo <<El Hijo del Trueno>>, cumplía cien años. Su hora estaba próxima. Pero antes de morir el hoy llamado San Juan Evangelista escribe su cuarta y postrera epístola, destinada a todos los creyentes de la naciente iglesia. Han transcurrido setenta y tres años desde la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret y los errores de unos y de otros amenazan con falsear el gran mensaje crístico. Juan lo sabe y decide revelar lo que nadie, ni el mismo, se ha atrevido a proclamar hasta el momento. Esta obra no es, ni pretende ser un documento histórico. En todo caso, un documento que pudo ser y que está en la mente de muchos.



El principal consejo para leer a conciencia este libro, es entender clara y puntualmente las últimas dos líneas de su sinopsis, así mismo no tomar en contra de la religión (en caso de ser creyentes o perteneciente a alguna religión) las líneas que encontrará en él, el secreto está en ver un mensaje claro de Amor hacia el prójimo independientemente de la ideología personal de cada persona. Cómo bien conocemos ya a Benítez, nos hacemos una clara idea de lo que será esta obra.

Consta de 227 Capítulos incluido el epilogo, si bien puede parecer que consta de demasiados capítulos cada uno de estos abarca en promedio sólo una página, pues tiene 227 páginas, pero cada uno de estos capítulos aporta por sobre manera algo especial, algunos me gustaron más que otros. Por mencionar algunos tenemos:

Yo, el peor de los Pecadores, aquí Juan nos relata uno de sus más grande errores, caminar en tinieblas aun siendo conocedor de la verdad y dejar que otros cayeran también, mas adelante nos habla de su soberbia al auto proclamarse como “El Hijo que más amo Dios” siendo que el Justo nos ama a todos por igual.

Las mujeres, otro error que debemos reparar, Y no es lo que están pensando, se refiere a el hecho de que desde un inicio ellos mismos, los apóstoles, comenzaron con “machismo” al poner el papel de la mujer por debajo del hombre, cuando a los ojos de Dios todos somos iguales y esto lo testifica diciendo que el señor permitió la presencia junto a los doce de un grupo de hebreas, de las cuales no se hace mención, también nos comenta como la mujer sigue siendo esclavizada y degrada por la sociedad, sin ellos haber hecho nada para evitarlo.

Judas Iscariote. Este es uno de mis capítulos favoritos, pues nos habla sobre el “traidor” una persona que ha decir verdad sólo tuvo un pecado, la soledad, no supo encontrar su propia seguridad, y creo que este es la situación de muchas personas hoy en día, a veces hacemos cosas que no queremos hacer sólo por qué nos sentimos excluidos, tristes o mal amados, Judas no debe ser visto como un error, sino cómo un ejemplo de vida de lo que no debemos hacer, creo que el autor también considero este capítulo importante, pues es uno de los más largos, con tres páginas y aquí uno de sus párrafos que a la letra dice
“Buscad consuelo y amistad, aunque sea entre las prostitutas o desheredados de la fortuna. De no hacerlo, vuestros errores se multiplicaran, enredándose en el corazón como una serpiente. Los solitarios como Judas beben día a día el veneno del resentimiento, rechazando toda justicia, toda claridad, toda alegría y toda opinión que no nazca de su propia oscuridad“ y con esto sólo queda decir, Al buen entendedor pocas palabras.

El amor: único camino para la experimentación de Dios. Un breve capítulo que nos dice que sólo a través del amor podemos conocer a Dios.






Cómo verán hago mención de sólo 3 de los 227 capítulos, esto con el afán de crear una idea de lo que trata el libro, Juan el Evangelista aceptando los errores que se cometieron y deformaron el mensaje del maestro, también nos comenta que si el Señor hubiese querido una religión, en vida habría fundado su iglesia. Hasta hoy en día las religiones se han convertido en una “sociedad” y estilo de vida, en lo cual la mayoría (no todos) de sus seguidores buscan siempre dejar bien en claro cuál es la auténtica religión, la verdad, cuando en realidad no hay quien tenga la razón si olvidamos el verdadero mensaje de amor, que es lo que debamos profesar a final de cuentas, cómo dije esta es una de las razones por las que se debe leer este libro sin tomarlo como nada personal para lograr su disfrute y así mismo tomar el buen ejemplo y las enseñanzas que nos deja, también se hace el comentario de que el espíritu de Dios no necesita rituales, inciensos o campanas para descender, me he topado con que algunos toman esto como una “indirecta” o burla, pero no lo es, es tan sólo una verdad a la que muchas personas no quieren abrir los ojos.


En conclusión esta obra es una verdadera joya si se sabe apreciar.

REGALANOS TU LIKE

COLABORA