Eres el lector número:

jueves, 5 de noviembre de 2015

El año que duró dos segundos




Título: El año que duró dos segundos.
Autor: Rachel Royce.
ISBN edición electrónica: 978-84-15630-84-5
Depósito legal: B-917-2015
Primera Edición Epub: Febrero 2015.
Editorial: Salamandra.







Sólo cuando el reloj se detiene cobra vida el tiempo.
WILLIAM FAULKNER, El ruido y la furia.




Sinopsis:


La divergencia entre la hora solar y la hora atómica obliga a ajustar los relojes de todo el mundo cada tantos años. La corrección, que consiste en detener las agujas uno o dos segundos, da pie a una duda de orden filosófico: esa fracción de tiempo ¿existe o es ficticia? ¿Son reales las cosas que suceden justo en esos breves instantes? En esta curiosa paradoja se ha inspirado Rachel Joyce —autora del gran éxito El insólito peregrinaje de Harold Fry— para escribir su segunda novela, en la que narra con maestría el desmoronamiento de una familia, iluminando los rincones más oscuros de las vidas de los personajes en busca de la verdad emocional, hasta culminar en un sorprendente desenlace.

En 1972, año en que empezó a realizarse la sincronización de los relojes, Byron Hemmings tiene once años y su madre lo lleva en su lujoso Jaguar a Winston House, una escuela privada para niños de familias pudientes. Diana conduce con prisas y, en un instante de distracción, atropella a una niña que va en bicicleta. Sin detenerse, sigue su camino, pero tanto madre como hijo comprenden que su vida ya no será la misma. Byron comienza a hacerse preguntas y Diana, atormentada por la culpa, entabla una extraña relación con la madre de la niña herida, con quien pasa largas horas intercambiando confidencias. Así, el brillante caparazón de la familia perfecta muestra sus primeras grietas: mientras Seymour, el marido de Diana, obsesionado por controlarlo todo, teme que salga a la luz el turbio pasado de su mujer, Byron se convierte en testigo involuntario de las fisuras de una realidad que creía sólida y segura
Fuente: Salamandra Info.



Opinión Personal:

Tengo demasiado que decir sobre este libro, y sin embargo diré poco para no arruinarles la sorpresa.
Luego del accidente todo el orden de la vida de Diana y su hijo Byron empieza a cambiar, involucrándose también su amigo James, Beverly, la madre de la niña que ha sido atropellada, la pequeña Lucy, en breves ocasiones Seymur, quien es el marido de Diana, y Jeanie, la niña atropellada.
La inteligencia de Byron y James me llegó a sorprender en varias cosas, ya que los chicos piensan de un modo diferente y atan muchas conjeturas sobre el accidente, sin embargo este obsesionado pensamiento suyo termina metiéndolos en demasiados problemas, para los cuales Byron tiene que mentir y engañar con tal de proteger a su madre.
La historia se desarrolla en dos escenarios en 1972, tenemos los POVs de Byron, pero en la actualidad leemos los POVs de Jim. Al principio esto me confundió un poco ya que los de Byron están en tiempo pasado y los de Jim en presente y debo admitir que tardé un poco en darme cuenta la razón en el cambio de tiempos dentro de la narrativa.
El dasarrolla de la historia te lleva a querer terminar rápido un capítulo de Byron para seguir con la trama pendiente de Jim, y mientras estas con Jim querer volver a Byron, y así sucesivamente, se genera un poco de obsesión por parte del lector.
Cuando estaba cerca del final, creí adivinar como terminarían las cosas y sin embargo me he dado de bruces contra la pared y me llevé un asombró, pues tenía una idea bastante equivocada y las cosas no terminaron del todo bien, sin embargo la autora nos regala un rayo de esperanza y su final promete mejorar las cosas.
Ahora bien, no todo me gustó, hay algo que odio encontrarme en libros y que para mí mala fortuna ha estado presente en los últimos que leí. Es el materialismo, me desesperan los personajes que creen que poseer objetos de valor es lo más importante, y así es el padre de Byron, el señor sólo se pasa por la casa los fines de semana, así que tiene intervenciones cortas, yo esperaba que ese par de días se escapará pronto y el regresará a su trabajo, todo lo que Seymur sabe es preguntar ¿Qué opinan los vecinos del Jaguar nuevo? ¿Byron tiene mejores notas que James? ¿Qué piensan las otras madres? En resumen todo para él es vivir a base de apariencias. Y otra cosa que odio es el papel sumiso de las mujeres en libros que se sitúan en épocas anteriores, en este caso el rol de mujer perfecta, madre y ama de casa que nunca se atrevería a trabajar para no disgustar a su marido, lo interpreta Diana, incluso teme a contradecirle, entiendo que así eran las cosas, pero no me agrada del todo, me da un poco de coraje que no exista la igualdad de género, pero siempre hay personas como Beverly, que hacen las cosas que quieren sin detenerse a pensar en el que dirán y eso lo vuelve rescatable.
En conclusión, es un libro muy interesante, con una narrativa muy fluida y una trama muy interesante que te saca de lo habitual y te sorprende con giros inesperados en la historia.
Dos segundos bastan para cambiar todo la vida de varias personas.




¿Qué te ha parecido? ¿Leerías esta historia? Deja tus comentarios debajo de la entrada y no olvides que puedes seguirnos en Facebook, suscribirte y compartir este contenido en las redes sociales.







P.D. (Alerta: Spoiler) Te odio Andrea Lowes.


REGALANOS TU LIKE

COLABORA